nuevas prácticas

Consecuencias de la falta de corresponsabilidad en las personas

19 enero 2021

Dicen los eruditos que el prefijo “co” indica unión, en compañía, en colaboración. “Co” se utiliza sobre todo cuando queremos decir que hay más de una persona encargándose de una tarea. Pero “co” no significa que las personas que estén dentro de un equipo hagan las mismas tareas o tengan la misma carga.

Por eso, aunque hablemos de que nuestras familias son Co-Responsables esto no significa que se haga un reparto de tareas justo. Porque, como ya sabemos, no es lo mismo Igualdad que Equidad.

Fuente: Viñetas de El País Verne

Y a las pruebas nos remitimos…

* Según la Organización Internacional del Trabajo en 2019 las españolas dedicaban hasta 4 horas al trabajo dentro del hogar, frente a las 2 horas que dedicaban lo varones.

* Según el Instituto de la Mujer y para la Igualdad, el 90.93% de los trabajadores y trabajadoras que solicitaron una excedencia en su puesto de trabajo para el cuidado de un hijo o hija fueron Mujeres.

* Según este último organismo, el 81.26% de las excedencias solicitadas por trabajadores o trabajadoras para atender el cuidado de familiares fue por Mujeres.

Y estas cifras sólo son una pequeña muestra, un pistoletazo de salida. El caso es que aunque nos llenemos la boca hablando de hogares corresponsables la realidad muestra que el colectivo de mujeres que decide ejercer su derecho a un trabajo digno, termina tomando dos caminos:

– Renunciando a éste para atender el cuidado de un menor ( o bien renunciando a una proyección laboral, lo que conocemos como techo de cristal, para poder tener más tiempo para su hogar)

– Saturándose con lo que se conoce como la doble carga laboral.

Y es que en lo que respecta a la carga de responsabilidad de las mujeres, lo cierto es que no sólo se limita a que el número de horas destinadas a tareas sea mayor, sino que además tienen una mayor carga mental, provocado por asumir además la gestión íntegra de los hogares.

Y hay que tomarse muy en serio el nivel de estrés al que están sometidas las mujeres, pues no sólo supone un desgaste mental, sino también físico, incidiendo directamente en su salud.

También te puede interesar